El Blog de Mariela Castro

Querido Saúl,

 Es muy difícil aceptar tu partida. Desde que nos conocimos  hemos estado muy cerca, hemos sentido la necesidad de realizar proyectos juntos, pensar en lo imposible y sobre todo, unir nuestros esfuerzos en vencer los obstáculos que le impiden a nuestros pueblos abrazarse libremente.

Admiro tu generosidad, tu profundo sentido de la solidaridad, tu historia como ciudadano norteamericano .

Tu lucha por las causas justas, tu valentía, tus ideales y el amor a familiares y amigos fueron las más grandes ambiciones de tu vida. Ese es el legado que nos dejas. Todo esto y mucho más, te hacen grande para el pueblo de Cuba.
Tu  sentido común,  inteligencia y bondad me dejan una maravillosa experiencia y satisfacción por haberte conocido. Aunque nunca te lo propusiste, eres muy importante para nosotros, un ejemplo para nuestros hijos y una referencia permanente en nuestras vidas.
Siempre me conmovió tu compromiso por la causa de Los Cinco, el gran esfuerzo que hacías junto con Dany Glover para visitar a Gerardo, a pesar de tus dolores físicos y limitaciones de salud, sin abandonar  ese buen sentido del humor que te caracteriza.  No olvidaré nunca tu preocupación: Me estoy muriendo y Gerardo sigue preso.
Pude apreciar en ti lo auténtico y especial  de esa parte del pueblo de los EUA, que encuentra en Cuba un proyecto colectivo de emancipación del ser humano, al que sin dudas tú perteneces.  
A mi querido y entrañable amigo va mi último abrazo,
Mariela. 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *