El Blog de Mariela Castro

Derechos, dignidad y salud para todas y todos


Cada treinta segundos, una persona joven se infecta con el VIH; casi un millón de personas contrae una infección de transmisión sexual cada día. Diariamente 800 mujeres mueren por causas relacionadas con el embarazo y el parto; más niñas adolescentes mueren debido a complicaciones relacionadas con el embarazo y el parto que por cualquier otra razón; más de 60 millones de niñas se casan antes de cumplir los 18 años; más de 200 millones de mujeres en los países en desarrollo desean evitar el embarazo pero carecen de acceso a una anticoncepción efectiva; 7 de cada 10 mujeres a nivel internacional experimentan violencia doméstica; hasta 1 de cada 4 mujeres experimenta abuso durante el embarazo. Estas evidencias son resultados de las desigualdades sociales que exigen una acción rápida y contundente de la sociedad global. Es conocido que estos problemas tienen soluciones probadas.
Por iniciativa del Fondo de Población de Naciones Unidas (UNFPA), en septiembre de 2012 se creó un Grupo de Trabajo de Alto Nivel para la Conferencia Internacional de Población y Desarrollo (HLTF for ICPD, por sus siglas en inglés). Este Grupo lo integran 25 distinguidas personalidades de diferentes países y regiones, que participan a título personal, las cuales cuentan con un historial de servicio como jefes de Estado, ministros, parlamentarios, líderes de la sociedad civil y filántropos, que han recibido premios de reconocimiento internacional y están comprometidas/os con el impulso de los derechos humanos, la igualdad, la dignidad y la justicia a nivel global en el siglo xxi.

HLTF for ICPD, desde su creación, trabaja con una visión audaz y estratégica de prioridades para la acción hacia 2015 y en adelante. Se propone inspirar y convencer a quienes formulan las políticas para que fortalezcan su compromiso de asegurar la protección de los derechos básicos y el acceso a la información y los servicios para millones de mujeres, gente joven y hombres en todo el mundo, y aboga a favor de políticas públicas sensatas, financiamientos y mecanismos para responsabilizar a los gobiernos y a la comunidad internacional del cumplimiento de las promesas hechas en los acuerdos anteriores.
Cuba está identificada como uno de los países en posiciones avanzadas que continúan implementando esta agenda. Los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), alcanzados en nuestro país, son un ejemplo de compromiso permanente con la Agenda de El Cairo. Cuba, junto con HLTF for ICPD, trabaja por un mundo en el que cada mujer, hombre y persona joven tenga iguales oportunidades, libertades y opciones para fraguar sus propias aspiraciones en la vida y sus destinos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *