El Blog de Mariela Castro

Carta Abierta a los Comités Republicano y Demócrata

A los Comités Republicanos y Demócratas:

En el marco de las próximas convenciones Demócrata y Republicana, nosotros, ciudadanos cubano-americanos y americanos, urgimos a ambos partidos a no caer en la trampa de ver a nuestra comunidad como un todo monolítico en favor del embargo de Estados Unidos a Cuba. Durante estas convenciones, serán analizadas y puestas en acción las plataformas de cada partido. Por los últimos 50 años, la norma seguida por los candidatos de ambos partidos ha estado trazada por una estrategia de apoyo ciego al embargo, con el objetivo de obtener apoyo de ciertos cubano-americanos. Rogamos a todos los candidatos que no nos vean como un todo que unánimemente suscribe esta fallida política  de hostilidad. Que vean que, por el contrario, somos un conglomerado de voces que en su mayoría, favorece una política de intercambio y normalización de las relaciones entre ambas naciones.

Numerosas encuestas dentro de la comunidad cubano-americana del Sur de la Florida y en toda la nación, demuestran que la mayoría de estos ciudadanos apoya las medidas implementadas por Obama en el 2009, extendidas al 2011. Las mismas, han facilitado el proceso de reunificación de las familias cubanas. De forma abrumadora, los cubanos han correspondido, viajando a Cuba, enviando dinero, y actuando como embajadores de nuestra gran nación. Como cubano-americanos, sentimos que no somos mejores que ningún otro ciudadano norteamericano y esperamos que el gobierno de los Estados Unidos tome pasos hacia la eliminación de la prohibición de viajar, haciéndola extensiva a todos los norteamericanos.

Pedimos a Mitt Romney y al Partido Republicano, que abandonen la retórica de Guerra Fría hacia Cuba. Disminuir algunas de las restricciones del embargo no es un acto de “apaciguamiento”. Esperamos que Paul Ryan sea consistente con sus públicamente conocidas proyecciones en contra del embargo. Urgimos a todos los candidatos a que consideren el vasto apoyo de los congresistas republicanos del Midwest de los EEUU, y de muchos otros distritos del país, a poner fin al embargo y a iniciar una potencial dinámica de mercadeo agrícola y de otros bienes manufacturados en los EEUU.
Un verdadero conservador no puede defender nuestra política hacia Cuba. Las restricciones de viaje violan los derechos individuales de viaje de los norteamericanos. También la posición de nuestro gobierno contradice las bases del capitalismo y del libre comercio.

Esperamos que el Partido Republicano sepa ver los lazos históricos que Tampa, la ciudad anfitriona de su Convención, tiene con Cuba.  La mayoría de la comunidad cubano-americana allí favorece la normalización de las relaciones. Rechazamos cualquier atribución de los congresistas cubano-americanos del Sur de la Florida, como Ileana Ros-Lehtinen, Marco Rubio, David Rivera, y Mario Diaz-Balart, a hablar en nombre  de la comunidad cubano-americana como un todo. Menos, aún, en nombre de todos los que vivimos en otros estados de la nación.

La inclusión de Cuba en la lista de países terroristas es contraproducente. Tal designación, socava la seguridad nacional norteamericana, puesto que elimina la posibilidad de trabajar con Cuba en importantes renglones de seguridad regional. Nuestra política hacia Cuba está también en pugna con la de nuestros aliados de América Latina, lo cual compromete nuestra posición de influencia en el hemisferio.
El presidente Obama y su administración están al tanto de las circunstancias que han encontrado oposición por parte de nuestros aliados regionales del hemisferio occidental. Esperamos una respuesta proactiva a estos retos. Más allá de los resultados de las elecciones de noviembre, esperamos que liberales y progresistas dentro del Partido Demócrata continúen trabajando en aras de un mejoramiento en las relaciones Cuba-EE.UU.,  la cual beneficiaría tanto a la población cubana como a la norteamericana.
En resumen, reiteramos a todos los candidatos de los partidos Republicano y Demócrata, que los cubano-americanos encarnamos una pluralidad de puntos de vista en cuanto al tema de las relaciones Cuba-EE.UU. Cualquier postura ostentada por cualquier político, que insinúe que todos estamos a favor del embargo, está basada en falsos presupuestos. Esperamos que los miembros de la clase política resistan la presión de repetir el mismo estribillo sobre Cuba y el embargo, de las campañas presidenciales anteriores. Tal intento de paternalismo hacia una comunidad cuya visión de las relaciones Cuba-EE.UU. es sofisticada y llena de matices, pudiera traer resultados negativos en las urnas electorales.

Respetuosamente,

Miembros del Comité Ejecutivo de CAFE (Cuban Americans for Engagement) y del Comité Ejecutivo de FORNORM (Foundation for the Normalization of the US-Cuba Relations).
Dr. Maria Isabel Alfonso, New York, NY. CAFE
Dr. Romy Aranguiz, Worcester, MA. CAFE
Dr. Eduardo Araujo, Boulder, CO. CAFE
Alejandro Barreras, Miami, FLA. CAFE
Isidro Borja, Miami, FLA. former President of FORNORM
Ernesto Cabo, Alexandria, VA. CAFE
Amaury Cruz, Miami, FLA. Vice President of FORNORM
Elena Freyre,  Miami, FLA. President of FORNORM
Arturo Lopez-Levy, Denver, CO. CAFE
Andres Ruiz, Worcester, MA. CAFE
Dr. Julio Ruiz, Miami, FLA. Secretary of FORNORM
Benjamin Willis, New York, NY. CAFE
Antonio Zamora, Miami, FLA. former President of FORNORM
Contacto: Benjamin Willis
benjamin@cafeporcuba.com
POR FAVOR, CONSIDERE INCLUIR SU FIRMA AQUI: http://www.change.org/petitions/republican-and-democratic-national-committees-understand-that-cuban-americans-do-not-unanimously-support-the-embargo-2?utm_campaign=share_button_modal&utm_medium=facebook&utm_source=share_petition&utm_term=1550975#

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *